jueves, 6 de agosto de 2009

Garrapaticida e Insecticida


Todos aquellos que tienen o han tenido un perro como mascota han sufrido, cuando menos una vez, de algún problema de garrapatas. En casa no somos la excepción.

Y aunque fumigamos dos veces al año con productos los menos tóxico posible, siempre se da uno que otro caso aislado que nos asusta y nos pone a buscar qué echar para eliminar al ácaro y no dañar al animalito.

Googleando me encontré con que hace años unos estudiantes de secundaria participaron en una feria científica con una fórmula que contiene ingredientes no tóxicos para los seres vivos.

Decidí poner manos a la obra para probar dicha mezcla, así que me dispuse a conseguir los ingredientes para su realización:

* 2 Kilos de limón.
* 6 Cucharadas de sal de mesa.
* 3 Cucharadas de bicarbonato.
* 250 gramos de jugo de sábila (aloe vera)

Exprimí los limones al máximo para sacarles todo el jugo posible. No tiré las cáscaras, porque las utilicé para elaborar insecticida.

A dos pencas grandes de sábila se les corta la punta y se les extrae la resina amarilla. Ésta se desecha, ya que no es útil. Luego se le hacen dos cortes a lo largo de la hoja y se deja escurrir el jugo o baba en un traste. De estas dos pencas puedes conseguir entre 250 y 350 gramos de jugo.

En una licuadora licué el jugo de limón, la sábila y la sal. El bicarbonato hubo que incorporarlo lentamente para evitar efervescencia.

La mezcla la pasé por un colador para eliminar los residuos y ya está lista para almacenar.

Debido a las altas temperaturas de nuestra región me surgieron algunas interrogantes sobre la conservación y aplicación del producto y decidí escribir a la escuela donde estudiaron los muchachos que presentaron el proyecto. Sin embargo, hasta la fecha no me han responddo, así que decidí guardar la mezcla en el refrigerador para evitar su descomposición.

La aplicación se hace con un rociador y, en el caso de las orejas, se moja un algodón y se unta ligeramente en la zona. Originalmente, los estudiantes mencionaron que el líquido debe ser aplicado con un rociador en el perrito, crea una capa impermeable contra las garrapatas. "Los bichos que ya estén en el cuerpo del animal se soltarán y después morirán".

Hasta el momento esta fórmula ha sido efectiva, pero aclaro que el nivel de infestación en mi caso no es alto.

OJO: Evita echarlo en las paredes porque mancha.


****

Insecticida

Para aprovechar un poco de las cáscaras de limón con que se elaboró el garrapaticida, hicimos una variante de insecticida que es muy bueno para moscas, mosquitos y hormiguitas.

En un frasco de boca ancha (puede ser de capacidad de medio litro) se colocan las cáscaras de unos diez limones. Éstas deben estar libres de pulpa y demás bagazo. Se cubren hasta el tope con alcohol (puede ser de 70 grados) y se tapa; se deja macerar una semana en un sitio fresco y seco.

Se almacena en un rociador, pasándolo por un filtro de café o alguna telilla muy delgada para colar, para evitar los residuos.

Se le incorpora un chorrito de detergente líquido, como Maestro Limpio o algún lavatrastes; esto es para que se adhiera al insecto. Se mezcla muy bien sin agitar y ya está listo para ser usado.

Aclaración: Es insecticida, NO es repelente.

Esta fue una adaptación que ha servido muy bien, ya que la fórmula original debiera hacerse con cáscaras de mandarina, pero lamentablemente estábamos muy ansiosas y decidimos utilizar limón.

OJO: Evita echarlo en las paredes porque mancha.

1 comentario:

ARI dijo...

Hola Diana, qué maravillosas recetas, voy a intentar la del insecticida, porque no tengo perritos.

¡Buen fin de semana!