viernes, 1 de mayo de 2009

Día de Cantina


Una cantina, en Yucatán, es un establecimiento en donde la gente, mayormente los caballeros (y los no tanto) acuden a "refrescarse" con bebidas embriagantes. La mayoría de estos establecimientos cuenta con un anexo, al que llaman "Salón Familiar", que es la sección en donde se permite la entrada a las damas.

Sin embargo, los salones familiares evolucionaron. Se hicieron más grandes con el objeto de captar más gente (sobre todo turistas) y contratan grupos musicales y artistas, generalmente cómicos, así como bailarinas que hagan lo suyo con la menor ropa posible. Una de estas últimas, que logró alcanzar la fama a nivel nacional, logró escapar de su natal Cuba, hacerse de cierto nombre aquí para luego brincar a la televisora nacional.

Pero me estoy alejando de lo que quiero decir.

Todavía existen salones de cerveza que decidieron no ser famosos (conservando aún la separación de los géneros), a no ser por la tradición que lleva su nombre. Uno de ellos es El Venadito, ubicado en la calle 41, a unos metros de llegar a la Avenida Itzáes. Lejos de ser un lugar fancy, sólo te sirven lo que hay en su pequeño menú, y nada más.

Es un lugar al que acudes a refrescarte con un par de cervezas y una botana consistente en cáscara (chicharrón), cebolla curtida y charritos. Si deseas almorzar puedes elegir entre dos o tres platillos que ahí ofrecen.





Lo mejor de todo. No hay más música que un radio que sintonizan en una estación que transmite canciones de antaño, a volumen bajo, así que puedo llevar a alguien para platicar a gusto.

He visto a los más acaudalados empresarios que van ahí a tomar "dos como la gente" e incluso celebrar alguna reunión de negocios. O he visto señores bajar de su auto y pararse en el mostrador a apurar una o dos bebidas para luego continuar su camino.

Es uno de mis cantinas predilectas para ir a comer, sin la molestia de música ruidosa, chamacos chechones o borrachos impertinentes. Eso sí, tiene su propia política de admisión.

5 comentarios:

Ari dijo...

jajaja orale con su derecho de admision...

Ay se me antojron esos papadzules!!!

Me encantó lo de chamacos chechones!!! Yo voy a los Eladios ezclusivamente a comer, porque ni el mesero te oye con tanto ruido :S

Si que lo pasaron bien chicas, me da gusto.

Ari dijo...

ezclusivamente? jajaja

εїз BorBoLeTA εїз dijo...

la versdad no conocia ese lugar, pero se escucha bien la idea de que puedes platicar a gusto, lejos del mundanal ruido..

Megah dijo...

Está buenísimo este lugar, no seas mala, podrías poner la dirección exacta de este lugar? :D Saludos.

Novak dijo...

Compadreeeeeeeeeee vamos por dos!